Cómo hacer el enfriamiento correctamente después del entrenamiento

Una de las primeras reglas que se le dice que tenga en cuenta al embarcarse en su viaje de acondicionamiento físico es que el calentamiento es extremadamente importante. Pero, aunque a menudo se pasa por alto, el enfriamiento posterior al entrenamiento es igual de importante.

Averigüemos qué, por qué y cómo hacer un tiempo de reutilización correctamente, para mantenerlo alejado de posibles accidentes desagradables.

¿Qué implica el enfriamiento?

El objetivo del enfriamiento es reequilibrar el ritmo cardíaco, la temperatura corporal y, por último, pero no menos importante, regular el ritmo de la respiración.

Normalmente consiste en estiramientos dirigidos a los músculos sobrecargados durante el entrenamiento.La duración de una sesión de enfriamiento efectiva es de 5 a 10 minutos.

¿Por qué es importante que cada entrenamiento termine en el tiempo de reutilización?

Por muchas razones, que traen beneficios:

  • Reequilibra el ritmo cardíaco y el de la respiración.
  • Previene mareos
  • Reduce el efecto de los espasmos o calambres musculares
  • Reduce el dolor muscular y la rigidez muscular.

Un enfriamiento como un libro

3-5 minutos de ejercicio a menor intensidad: concéntrate en la respiración. De esta forma consigues reequilibrar el ritmo de la respiración y la frecuencia cardíaca.

5 minutos de estiramiento de los músculos objetivo del entrenamiento. Elija 3-5 conjuntos de estiramientos y realícelos durante 20 segundos cada uno.

3 estiramientos que puedes integrar en tu enfriamiento

Estiramiento de pie con los dedos de los pies– que es ideal para tendones, glúteos y espalda baja.

Zancada profunda con rotación– perfecto para los muslos, la ingle y las caderas.

Estiramiento de la parte superior del pecho

¿Haces estiramientos después de entrenar?

Deja un comentario