¿Por qué necesitamos suplementos de vitamina D en el invierno?

La vitamina D se encuentra en el conjunto de vitaminas esenciales para nuestro organismo. Es responsable de la salud de nuestros músculos, de mantener el equilibrio en las glándulas endocrinas, pero también del buen funcionamiento del sistema nervioso. Es preocupante que la mayoría de nosotros suframos deficiencias de vitamina D.

Lo que hace que la vitamina D sea especial en comparación con otras vitaminas es su mecanismo de activación. Esto es causado por la radiación ultravioleta.

En otras palabras, nos cargamos de vitamina D cuando entramos en contacto con la luz solar. Por supuesto, el proceso es mucho más amplio. Nos sentamos al sol y en nuestra piel se forma un compuesto similar al colesterol. Se transporta a través de la sangre, al hígado. Aquí, la vitamina se metaboliza y luego se transporta a los riñones, donde se activa.

Para disfrutar del requerimiento diario de vitamina D, lo único que tenemos que hacer es exponernos al sol una media de 15 minutos. En invierno, sin embargo, incluso 15 minutos de sol parecen imposibles.

¿De dónde sacamos la vitamina D en invierno, cuando el sol está más escondido?

Ya lo hemos dicho: en la estación fría, el sol ya no nos proporciona la vitamina D necesaria. El clima siempre es oscuro, con nubes en el cielo y días fríos y grises. ¿Qué hacer en este caso? Los especialistas nos aconsejan complementar la vitamina D con una dieta rica en esta vitamina. También podemos utilizar complementos alimenticios.

Rica fuente de vitamina D – huevos y pescado graso

Me sorprendió saber que no muchos alimentos ofrecen recursos de vitamina D. Sin embargo, los más ricos en vitamina D son los pescados grasos, la yema de huevo, los cereales integrales y los productos lácteos.

Es que comer estos alimentos no es suficiente para proporcionarnos la dosis diaria necesaria de vitamina D. Todos estos alimentos juntos nos aportan solo 100 unidades internacionales (UI) de vitamina D, mientras que nuestro cuerpo necesita 800. UI, y en el estación fría la dosis requerida puede llegar a 1000 UI. Por estas razones, los suplementos naturales son más que necesarios.

Estos son los principales beneficios de la vitamina D:

  • Previene el raquitismo en niños y la osteoporosis u osteomalacia en adultos;
  • Es útil para las personas que sufren de presión arterial alta, en sus primeras etapas ayuda a normalizar la presión arterial;
  • Previene la aterosclerosis, por lo que participa indirectamente en la reducción del riesgo de infarto y accidente cerebrovascular;
  • Desempeña un papel inmunológico importante, previniendo infecciones, alergias y enfermedades autoinmunes. La deficiencia de vitamina D, según estudios, se asocia con enfermedades autoinmunes y esclerosis múltiple, con la prevención de varios tipos de cáncer (próstata, piel, mama), con la prevención del asma, etc.;
  • Es un antidepresivo natural;
  • Ayuda en el control de la diabetes (fuente kudika.ro)

Así que, ¡cuidado con las deficiencias de vitamina D! El frío está cada vez más presente. Afortunadamente, todavía disfrutamos de los rayos del sol de vez en cuando. Pero eso no durará mucho. Por ello, espero que el artículo de hoy os sea de utilidad.

Hasta la próxima, cuídate mucho a ti y a tus seres queridos. ¡Todo lo mejor! ⁇

Deja un comentario